Pastelería Cabo Busto | Monica R. Goya

“Yo busco ser feliz y disfrutar con lo que hago”

Cuando el talento y las ganas de hacer las cosas bien se cruzan, salen proyectos tan especiales como la pastelería Cabo Busto, un espacio en el que la magia de Jhonatan González pone en valor la altísima calidad del producto asturiano

Read in English


El obrador de Jhonatan González es un espacio alegre, los colores de su pastelería y su aire vintage parecen parte de un decorado de una película de Wes Anderson. Situada en el occidente asturiano, cerca de los acantilados de Busto, en el concejo de Valdés, esta pastelería es un lugar que invita a sentirse bien.

Pastelería Cabo Busto | Monica R. Goya
Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya

El tesón y la valentía de Jhonatan González, el joven pastelero que puede desmentir el dicho de que nadie es profeta en su tierra, lo llevaron a lanzarse a abrir una pastelería en esta encantadora aldea hace tres años.   

Desde pequeño Jhonatan disfrutaba ayudando a su tío Ángel en la panadería de éste último. Y recuerda con nostalgia aquellos días "en que nos reuníamos toda la familia para ayudar, con los bollos preñaos o con lo que fuese, yo era muy pequeñín, mucho no ayudaría, pero me encantaba ir allí, siempre me gustó el tema de la panadería y la pastelería".

Jonathan Gonzalez, Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya

Jhonatan estudió pastelería y cocina en la escuela de hostelería de Gijón. Hizo prácticas de cocina en Casa Gerardo pero su pasión por la pastelería pudo más. Tras dos años trabajando con Julio Blanco en el obrador de Pomme Sucré en Gijón, donde confiesa que aprendió a valorar la materia prima y el buen producto, Jhonatan volvió a sus orígenes, a su pueblo natal, Busto.

“Cuando empecé horneaba en el horno de casa, empecé haciendo solo magdalenas, mi tío las repartía por los pueblos cuando iba a llevar el pan. Luego la gente empezó a encargarme tartas para las fiestas y bueno, todo empezó un poco así” comenta Jhonatan, y añade “te ves un poco desbordado, porque a veces la empresa crece despacio, pero esto fue como un salto, pasé de hacer magdalenas en casa a hacer cien docenas de pasteles el fin de semana. Y claro, impresiona”.

Cabo Busto, Asturias | Monica R. Goya

Jhonatan se recrea en los pequeños placeres del día a día, como coger unas frambuesas del huerto casero y saber que dos horas después estarán en uno de sus pasteles o hablar con los vecinos y atender a los clientes. “El dinero a mí me da igual, solo quiero ser feliz y ya está, disfrutar con lo que hago. Al final el dinero según viene, se va, pero la vida solo va y no hay vuelta atrás”, dice Jonathan. La ciudad y sus ritmos no le convencieron, “prefiero estar aquí en el pueblo, ganar menos, estar con la familia y poder dar un paseo con el perro por el faro de Busto y hacer algo que me gusta, que me valore la gente”.

Su humildad es sorprendente para alguien que ha conseguido tanto a una edad tan temprana. Hay gente que viaja más de una hora para venir a comprarle una docena de pasteles, o para recoger una tarta de cumpleaños. Y no es para menos. La apuesta de Jhonatan y su equipo por la calidad se ve a simple vista.

Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya

“Buscamos jugar con texturas, un pastel que no sea excesivamente dulce, que sea más bien fresco” afirma Jhonatan. Dice que quiere cambiar el concepto de pensar en un postre como algo que te va a llenar más, “busco que los postres sean algo fresco, por eso usamos muchas frutas y puntos ácidos”.

Pocos pasteles representan mejor la esencia de Asturias que su sablée de avellana. “Es 100% avellana, lleva una masa sablée de avellana, después un crujiente de avellana con sal Maldon, encima una mousse de avellana, una placa de chocolate y avellana tostada y por último streusel de avellana y praliné de avellana” afirma.

Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya

Confiesa que de los productos asturianos, los que más le atraen son las avellanas y las manzanas, “son una combinación muy interesante”. Y precisamente una de las creaciones de las que Jhonatan está más orgulloso es de su tarta de Asturias, que además de llevar compota de manzana y mazapán de avellana, sorprende con mermelada de sidra.

Jhonatan confiesa que se inspiró en la tarta de Santiago, omnipresente en cada calle de la capital gallega, cuando se propuso crear una tarta asturiana que pudiera viajar sin estropearse, que se mantuviese fresca varios días y que se conservase bien sin frío. *[Yo puedo dar fe de que esto es así ya que una de sus deliciosas tartas de Asturias llegó a Londres perfecta tras una semana en la nevera en mi última visita]*.

Esta temporada Jhonatan está trabajando en una novedad y dice que “de cara al verano estamos pensando en fusionar pastelería con coctelería”. Las pistas que da son mousse de mojito, de gin tonic, de piña colada, incluso, afirma “habrá una nota de humor con el calimocho”.

Además de espectaculares pasteles y tartas, Jhonatan también elabora exquisitos bollos franceses, como croissants o napolitanas. Y qué croissants. Las horas de dedicación que tienen detrás se ven tan pronto como se da el primer mordisco a uno de sus bollos. Láminas y láminas de hojaldre que se deshacen en la boca, con un exterior crujiente y una textura suave, sus croissants son simplemente un sueño.

Croissants de Pasteleria Cabo Busto, Asturias | Monica R. Goya

Asimismo, Jhonatan elabora por encargo pasteles y tartas para diabéticos y también hace show cooking y tartas para bodas. Su obrador pastelería, en la que él saluda por el nombre a sus clientes, está abierto sábados y domingos, pero durante la semana elabora pasteles solo por encargo.

Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya


El merendero del Cabo Busto, a unos dos kilómetros de la pastelería, ofrece las mejores vistas para disfrutar de las creaciones de este maestro pastelero. Esos acantilados escarpados y bravos muchas veces le sirven de inspiración. ¿Y dónde se podría disfrutar más de sus pasteles que en ese lugar que él llama “mi sitio”?

Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya
Pasteleria Cabo Busto | Monica R. Goya
Cabo Busto, Asturias | Monica R. Goya

Pastelería Cabo Busto

Busto, s/n, 33789 Luarca, Asturias

+34 635 59 01 94