Blood Oranges | Monica R. Goya

Tarta de naranja y requesón

Los cítricos gozan de una larga tradición en Asturias y su intenso sabor casa a la perfección con la suavidad del requesón asturiano

Read in English


El invierno es tiempo de cítricos. En Asturias no es raro ver tanto limoneros como naranjeros cargados, desde Niembru hasta Doiras. Y es que los cítricos tienen una larga tradición en la región.

En el siglo XVII los cítricos eran una de las principales exportaciones asturianas hacia importantes puertos en Inglaterra y Holanda, donde las frutas asturianas tenían buena fama. Según el libro “Asturias y el comercio con el norte de Europa (1650-1700)” escrito por Luis Cueto-Felgueroso, en aquella época partían barcos cargados de cítricos (principalmente limones y naranjas) regularmente.

España es el principal productor europeo de cítricos y está entre los diez países que más producen a nivel mundial. Sin embargo, hoy en día es difícil encontrar cítricos asturianos fuera del Principado.

Blood Oranges | Monica R. Goya

Cuando Liz Prueitt de la aclamada panadería californiana Tartine Bakery publicó en sus redes sociales su versión de la clásica tarta de harina de maíz del River Cafe, Internet tembló. O al menos la parte de Internet dedicada al mundo de la repostería. Yo también me he unido a ese temblor. Desde que vi su receta no he podido evitar imaginármela, pero con las jugosas naranjas asturianas de mi tío y con requesón. Desgraciadamente, las naranjas no llegaron sanas y salvas a Londres, pero el requesón sí.


Tarta de naranjas, requesón y harina de maíz
Adaptada a partir de la versión que Liz Prueitt hizo de la receta del River Cafe

Si te gustan los postres muy dulces, entonces elige la opción con más azúcar en la tabla de ingredientes. La tarta que sale cuando añades menos azúcar tiene un sabor cítrico muy intenso y no demasiado dulce. Esta tarta no contiene gluten.
 

Ingredientes
 
Cobertura
25ml agua
70gr azúcar (si quieres conseguir un acabado brillante, añade entre 40 y 50gr más de azúcar y 5ml más de agua)
2 naranjas (las naranjas sanguinas son más coloridas y la tarta queda más alegre)

Tarta
120gr azúcar (150gr si prefieres la opción más dulce)
120gr mantequilla de calidad
3 huevos (yemas y claras separadas)
170gr requesón (la receta original pide ricotta, que es similar pero no idéntico, pero obviamente puedes usar ricotta si lo prefieres)
1 limón y 2 naranjas asturianas (ralladura y zumo)
60gr harina de maíz asturiana
135gr almendras molidas
Una pizca de sal

Prepara un molde para tartas redondo de entre 21 y 25 cm (úntalo con mantequilla, espolvorea harina y coloca el papel de horno encima). Si quieres ser muy precavido/a espolvorea harina sobre el papel también.

Mezcla el azúcar y el agua hasta que el azúcar se haya diluido y extiéndelo sobre el fondo del molde. Corta dos naranjas en rodajas muy finas –lo más finas que puedas- y colócalas encima del sirope de azúcar, cubriendo toda la superficie del molde, a ser posible en una sola capa. Cortar las naranjas finas es difícil porque las rodajas son muy frágiles y se rompen con facilidad, pero inténtalo. Cuanto más finas sean las rodajas, mejor pinta tendrá la tarta.

Precalienta el horno a 160C.

Mezcla la mantequilla y el azúcar hasta formar una crema pálida y suave. Añade las tres yemas de huevo y el requesón y revuelve enérgicamente. Incorpora la ralladura y el zumo del limón y las dos naranjas y la pizca de sal.

Mezcla la harina de maíz y las almendras molidas y añádelo a la pasta. Por último bate los huevos a punto de nieve e incorpóralos. Una vez añadidos todos los ingredientes la pasta es espesa y tan consistente que cuesta remover.

Vierte la mezcla sobre el molde en donde previamente colocamos las naranjas en rodajas y asegúrate de que queda distribuida equilibradamente.

Hornéala hasta que al pinchar con un palillo el centro de la tarta éste salga limpio. Como siempre, el tiempo varía en función de cada horno, pero calcula que sobre 40-50 minutos.

A pesar de las muchas ganas que tendrás de ver cómo queda la tarta, asegúrate de que la dejas enfriar antes de desmoldar durante al menos media hora. Inviértela, desmolda y pásala a un plato o bandeja.

Blood Oranges | Monica R. Goya
Blood Oranges | Monica R. Goya
Orange, Requex�n and Polenta Cake | Monica R. Goya